Bajar de peso después del parto

Es natural que sientas urgencia por bajar de peso después del parto y que estés deseando encontrar unos ejercicios mágicos que te devuelvan la línea. En los últimos años se nota una tendencia a que la mujer empiece cuanto antes a realizar ejercicios tras el parto. Esto es especialmente recomendable si eras físicamente activa antes del embarazo. No obstante, siempre hay que seguir las indicaciones del médico y empezar de a poco, para ir aumentando la intensidad en forma gradual.

Primeros ejercicios

Los ejercicios de los primeros 20 días deben ser movimientos sencillos, y realizarse con los siguientes beneficios en mente:

  • evitar el sedentarismo
  • estimular la circulación sanguínea
  • facilitar el drenaje linfático
  • evitar la aparición de várices

Primeras dos semanas – Piernas

Empieza tu primera rutina con movimientos de piernas. Puedes hacerlo sentada en una silla o superficie rígida.

Ejercicio 1

Para el primer ejercicio, prueba sólo a estirarlas y contraerlas.

Ejercicio 2

Abre las piernas y separarlas cuanto puedas al tiempo que tomas aire; hazlo sin exagerar, en un rango en el que te sientas cómoda. Suelta el aire lentamente mientras juntas las piernas.

Ejercicio 3

Ahora ve si puedes llevarlas a la altura del pecho. Recuerda respirar acompasadamente, inspirando cuando las acercas y exhalando cuando las vuelves hacia el suelo.

A partir de la 3ª semana

Ahora es tiempo de empezar a tonificar los músculos de las áreas más comprometidas, a saber: caderas, pechos y abdomen.

Ejercicio 4 – Senos

Este ejercicio sirve para tonificar la masa muscular de los senos. Debajo de la grasa de los senos se esconden los músculos pectorales, que van desde el hombro hasta el esternón. Para fortalecerlos, consíguete unas mancuernas livianas; unas de un kilo o kilo y medio serán suficientes.

De pie, con las piernas separadas, estira los brazos hacia los costados a la altura de los hombros. Ahora, flexiónalos para que los antebrazos apunten al techo; en ángulo recto, como formando un rectángulo. Las mancuernas deben quedar más o menos a la altura de la cabeza. Toma aire y junta los brazos al frente, como si quisieras acercar un seno al otro. A medida que inhalas, vuelve los brazos a la posición inicial a ambos lados de la cabeza. Repite 15 veces, siempre manteniendo el ángulo recto.

En la pasadas entradas, veremos algunos consejos para bajar de peso tras el parto y ejercicios sencillos para fortalecer la zona más crítica, el abdomen. Aprenderemos sobre los músculos oblicuos y el rol que juega en la recuperación el llamado corsé abdominal.

Te puedes unir a nuestro curso Gratis aquí

Deja un comentario